MIMP Y ORGANIZACIONES SOCIALES DE BASE DE SAN JUAN DE LURIGANCHO UNIDOS PARA REDUCIR VIOLENCIA EN LAS FAMILIAS

Ministra de la Mujer escuchó propuestas y sugerencias de lideresas de comedores populares y vasos de leche

 

Cientos de lideresas de distintas organizaciones sociales de base de San Juan de Lurigancho, se reunieron con la ministra de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP), Ana María Romero-Lozada, en un encuentro denominado “Diálogo con mujeres organizadas”, donde pidió su apoyo a través de su liderazgo social para reducir la violencia que sufren las mujeres y lograr su empoderamiento económico. 

La ministra resaltó la importancia de la labor de las dirigentes que están más cerca de las familias, y que con su apoyo se puede avanzar hacia una igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres. “Las necesitamos, necesitamos que trabajen en sus comunidades”, expresó Romero-Lozada. 

Señaló que la erradicación de la violencia contra la mujer requiere de la suma de los distintos niveles de gobierno pero además es importante contar con las organizaciones sociales de base porque permiten llevar prácticas que contribuyan al trato igualitario entre hombres y mujeres a más familias. Indicó que desde estas organizaciones se puede fomentar el empoderamiento de las mujeres, fortaleciendo las capacidades de sus integrantes, y compartiendo el mensaje de que la violencia debe ser denunciada. 

“En la medida que la mujer no dependa de una situación violenta por razones económicas podrá tomar decisiones con mayor claridad y no por qué va a hacer mañana sino tengo mi platita. Las mujeres tenemos que tener oportunidades de emprendimiento y esas oportunidades cierran el Círculo de Protección de la Mujer”, indicó, en referencia a la estrategia planteada desde su sector para proteger a las víctimas de violencia con la ampliación de sus servicios de atención pero al mismo tiempo capacitando a las mujeres.

 

Asimismo, Romero-Lozada escuchó las propuestas y sugerencias de parte de las mujeres integrantes de estas organizaciones sobre cómo reforzar la lucha contra esta problemática social, pidieron más oportunidades laborales y mayor capacitación, pues según ellas mismas, así como es importante contar con ayuda psicológica al mismo tiempo las víctimas distraerse y tener la mente ocupada en sus talleres productivos. 

De igual modo, otras participantes pidieron la implementación de más Casas de Refugio para las víctimas de la violencia acorde con el número poblacional del distrito. Asimismo, solicitaron que no se deje de lado el cuidado a los adultos mayores y niños, niñas y adolescentes. 

La ministra tomó apunte de todas las sugerencias y propuestas de las dirigentes, comprometiéndose a realizar todas las gestiones necesarias para poder ayudarlas. 

Al encuentro asistió la viceministra de la Mujer, Rusella Zapata; la Directora Ejecutiva del Programa Nacional contra la Violencia Familiar y Sexual, Betty Olano; el Jefe del Comité Distrital de Seguridad Ciudadana de la Municipalidad de San Juan de Lurigancho, Mario Calixto; la Ex Presidenta de la Coordinadora Multisectorial de los derechos de familia de San Juan de Lurigancho, Luzmila de la Cruz; la Presidenta de la Central de Comedores Populares de San Juan de Lurigancho, Mary Pérez; la Presidenta del Vaso de Leche de San Juan de Lurigancho, Rosa Llamoja; entre otras dirigentes. 

 

 

Lima, 14 de diciembre de 2016