Agencia Belga de Desarrollo CTB

PROGRAMA INTEGRAL DE LUCHA CONTRA LA VIOLENCIA FAMILIAR Y SEXUAL  AYACUCHO

PROGRAMA INTEGRAL DE LUCHA CONTRA LA VIOLENCIA FAMILIAR Y SEXUAL  AYACUCHO

El PILVFS fue un proyecto de cogestión entre el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP) y la Agencia Belga de Desarrollo – CTB, que se desarrolló como proyecto piloto para diseñar y establecer Sistemas Locales de prevención y atención de violencia familiar y sexual de mujeres, niñas, niños y adolescentes en las once provincias de Ayacucho.

La violencia inhibe los procesos de desarrollo humano, es un obstáculo para el crecimiento social y económico, y limita las oportunidades para construir sociedades en donde la libertad posibilite una plena y efectiva legitimidad democrática. La violencia en general y, en particular, la violencia familiar constituyen una flagrante violación a los derechos humanos y sigue siendo un problema que afecta a gran parte de las mujeres en todo el mundo, en todas las clases socio-económicas, religiosas y culturales.

En el Perú,  4 de cada 10 mujeres sufre violencia física por parte de su pareja. Si se desagrega la información por área urbana y rural los datos muestran que, en el 2017 (ENDES), la violencia en las zonas rurales fue de 38.6%, mientras que en el área urbana fue de 42%.


Ayacucho

Específicamente en Ayacucho, los índices de violencia superan el promedio nacional, donde se registra 62.5% por violencia física, correspondiendo 65.6% en el área urbana y 59.7% rural; 63 % por violencia sicológica; y 34.8 % corresponde a violencia sexual (líneas de base 2005 – 2009).

La Región Ayacucho, está incluida dentro de los tres departamentos a nivel nacional con los índices más altos de pobreza, desnutrición infantil y con los índices más bajos de desarrollo humano, ocupando el 22avo lugar en el ranking, según el Informe sobre Desarrollo Humano/Perú 2006.

De otro lado, Ayacucho fue el departamento más golpeado por el conflicto armado interno. Esto ha traído como consecuencia secuelas, las que a pesar del tiempo transcurrido se mantienen. En el periodo post–conflicto la violencia familiar cobra características particulares de crecimiento porque el conflicto generó nuevas condiciones económicas -profundización de la pobreza-, psicosociales -deterioro de la salud mental y recurso permanente a la violencia en las relaciones interpersonales- y culturales -cambios conflictivos inter generacionales en la estructura y relaciones familiares, deterioro de patrones de crianza y socialización, entre muchos otros.

Frente al escenario dramático, el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP), conjuntamente con la Agencia Belga de Desarrollo (CTB), apostaron por  un proyecto piloto, que permita desarrollar y validar metodologías y estrategias de lucha contra la VFS, susceptibles de ser replicadas en otros ámbitos a nivel nacional.

El Programa Integral de Lucha contra la Violencia Familiar y Sexual Ayacucho” (PILVFS)”, se orienta a“Diseñar y establecer Sistemas Locales para la prevención, atención y protección de los casos de violencia familiar y sexual, de mujeres, niños, niñas y adolescentes, que permita mejorar el acceso a los servicios de prevención, atención y protección que prestan las instituciones públicas especializadas en Ayacucho”

Dicho proyecto, se desarrolla en mérito a dos Convenios bilaterales, suscritos entre el Reino de Bélgica y la República de Perú. El primero para el periodo comprendido entre el año 2004 y 2007 – Fase I, y el segundo para el periodo 2008-2012 – Fase II.